Abire Formación
Abire Formación

José Enrique Rodríguez

Socio de Abire Formación

José Enrique Rodríguez es uno de los promotores de la empresa Abire Formación. Junto a sus dos socios Isaac Ramírez Sánchez y Pedro Luís Cuadra Cruces decidieron en el año 2012 hacer realidad un proyecto empresarial contando con los más de 15 años de experiencia que tenían en el sector. Conozcamos un poco más a fondo a Abire Formación y a uno de sus socios.

¿Cuál es su formación?
Estudié Formación Profesional de 2º grado en Informática de Gestión, y posteriormente realicé hasta el segundo curso de Ingeniero Técnico en la misma rama en la universidad de Málaga. Posteriormente y debido a mi trabajo me he formado bastante en ventas y diversas materias relacionadas con nuestro sector, tales como metodología, gestor de formación, gestión de recursos formativos, recursos didácticos, etc.

¿Cuándo nace Abire Formación?
Abire nace a comienzos del año 2012, y nace provocado por la situación en la que nos encontrábamos los socios que la formamos, desempleados, pero no dejamos pasar ni 2 meses desde nuestro antiguo empleo. Lo importante era no parar y dejar pasar el tiempo, sino todo lo contrario continuar en el mundo laboral, pero desde otro punto de vista, el empresarial.

¿Cómo surge la idea?
Sobre todo por nuestra amplia experiencia en el sector. Cada uno de nosotros tenemos más de 15 años de experiencia en diversas actividades dentro de la formación, y decidimos aplicar todos nuestros conocimientos técnicos y comerciales para configurar la idea que actualmente es una realidad, Abire Formación.

¿Cuántos socios constituyen la empresa?
Somos tres socios, Isaac Ramírez Sánchez y Pedro Luís Cuadra Cruces y yo, José Enrique Rodríguez Ruz.

¿Cuántos conforman la plantilla en total?
Contando con nosotros somos en total 11 trabajadores.

¿Qué ofrece Abire Formación a sus clientes?
Sobre todo respuesta y soluciones de calidad a sus necesidades de formación.

¿Cuál es el perfil de cliente de Abire Formación?
Principalmente empresas de cualquier sector con inquietudes e interés en la formación de sus trabajadores. Que apuesten por la formación como algo necesario para su empresa y para el desarrollo personal de sus trabajadores. Por otro lado se encuentran la formación de alumnos desempleados, que actualmente es vital para salir de la situación económica en la que nos encontramos. Esta última para nosotros tiene un aliciente, nos enorgullece mucho cada vez que un alumno que ha pasado por nuestras aulas nos llama y nos dice que ha encontrado empleo, y en muchas ocasiones por algunas gestiones propias de nuestro centro con empresas que solicitan este servicio.

Entonces, ¿realizan gestiones de colocación de sus alumnos?
Se intenta en la medida de lo posible. De hecho el centro realiza una labor muy importante para la búsqueda de empresas donde nuestros alumnos puedan realizar las prácticas. No somos agencia de colocación ni nada similar, pero muchas empresas vienen a nosotros buscando perfiles relacionados con las ocupaciones que impartimos, y para ello utilizamos nuestra bolsa de alumnos formados. Esta gestión no tiene costes para nadie, simplemente es actuar como se debe hacer.

¿Qué distingue a Abire Formación del resto de empresas de su competencia?
Supongo que la experiencia de su personal, e intentar buscar en todo momento la calidad de servicio para nuestros alumnos.

¿Qué importancia tiene la formación hoy día?
Mucha. No se puede pensar buscar empleo sin tener la formación mínima necesaria. Además la formación abre la mente y te hace pensar en otros futuros dentro de nuestra etapa laboral. Hoy en día cuando uno empieza a trabajar no suele acabar su vida laboral haciendo lo mismo, hay que ser muy polivalente, y esto es lo que te aporta la formación.

¿La formación es accesible a cualquiera desde el punto de vista económico?
Pienso que sí, aunque depende en gran medida del tipo de formación a la que queremos acceder, de reciclaje, obligatoria, formación superior, y por supuesto de la situación personal de cada uno. Desde Abire pensamos que la formación es una inversión si sabemos dirigirla a nuestros intereses, y muy rentable si te dirige a encontrar empleo. También hay que valorar las posibilidades que nos ofrece las diversas administraciones en sus políticas activas de empleo, que esperemos que en 2015 puedan volver a funcionar, aunque para esto toca esperar.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias.