951 080 170
info@abire.es

Se ha publicado el Informe de Evaluación de la Iniciativa de Formación Programada (ejercicios 2015-2016)



La FUNDAE (Fundación Estatal para la Formación en el Empleo) ha publicado en su página web el Informe de Evaluación de la Iniciativa de Formación Programada (ejercicios 2015-2016).

Universalización y extensión de la formación

La evolución del número de empresas que acceden a la plataforma de Fundae para registrarse como empresas formadoras y las que finalmente forman a sus trabajadores mantiene una tendencia ascendente hasta los años 2013- 2014, momento a partir del cual dicha tendencia se invierte, presentando una marcada tendencia decreciente en los años 2015 y 2016, muy en especial en el segundo.

Alrededor de la mitad de los participantes en la iniciativa pertenecen a grandes empresas, siendo el colectivo que contribuye en mayor medida a la tendencia ascendente de participación (en el 2015, el 50,73% de los trabajadores participantes pertenecían a grandes empresas y en el 2016, el 54,33%). Por el contrario, las empresas de 1 a 9 empleados son las que aportan un menor porcentaje de los trabajadores formados (en torno al 10%) y, además, presentan una evolución considerablemente peor que el resto, especialmente en el 2016.

Contribución a la empleabilidad del capital humano

En el año 2015 se realizaron un total de 699.708 grupos formativos (con un total de 79.229.257 horas de formación), 41.131 más que en el siguiente ejercicio.

Durante los años 2015 y 2016, la Formación programada por las empresas asiste por una parte a una pérdida de acciones formativas (un 1,36% en el 2015 y un 5,54% en el 2016), grupos formativos (un 0,36% en el 2015 y un 5,88% en el 2016), y horas de formación (un 0,85% en el 2015 y un 18,87% en el 2016) y por otra, a un incremento de participantes formados (un 8,66% en el 2015 y un 5,32% en el 2016). De este modo, con un incremento de los participantes y un descenso de las horas dedicadas a la formación, la duración media de las acciones formativas también baja en el año 2016. Contribución a la competitividad de las empresas

La valoración sobre la utilidad de la Formación programada por las empresas es bastante positiva. Sin la iniciativa, muchas empresas o no formarían a sus trabajadores o los formarían menos. El 79,09% de los que participaron en acciones formativas del ejercicio 2015 y el 81,34% del 2016 de los trabajadores encuestados considera que la formación que le proporciona su empresa es útil.

Eficiencia y transparencia en la gestión

En el año 2015 un total de 568.956 empresas se registraron en el sistema. De ellas, fueron empresas formadoras 439.188, de las cuales se bonificaron el crédito el 83,96%, dejando de bonificarse la formación 16,04% de las empresas formadoras. En el año 2016 se registran en el sistema menos empresas (446.648) de las que únicamente 367.770 son formadoras y, de éstas, se bonifican el crédito disponible un 82,11% (lo que supone que un 17,89% de empresas no se bonifica el crédito).

En general, se observa una progresión negativa en prácticamente todos los indicadores económicos, lo que muestra una peor eficacia y eficiencia de la iniciativa en los ejercicios que se evalúan. Esta tendencia afecta de forma más especial a las micropymes, volviendo a poner de manifiesto su desventaja en el sistema. Conforme crece el tamaño de la empresa lo hace también la eficiencia y la eficacia de la formación y esta pauta se mantiene idéntica en los dos ejercicios evaluados.

En el año 2015, las empresas contaron con 784,33 millones de euros para formar a sus trabajadores y en el siguiente ejercicio, con 761,40 millones de euros.

Al igual que desciende la cantidad de crédito asignado, también se observa un descenso en la disposición del crédito: mientras en el año 2015 se dispuso un 70,29% del crédito asignado (551,29 millones de euros), en el año 2016 se ha utilizado un 67,61% del mismo (514,73 millones de euros). En consecuencia, la tasa de aprovechamiento del crédito es cada vez menor.

Estableciendo un perfil de empresas más o menos eficientes teniendo en cuenta su forma de organización, podemos señalar que son las empresas que realizan formación a través de una entidad externa/organizadora las que realizan la formación con un coste hora por participante de formación más bajo, así como también el coste por cada participante formado. Detrás seguirían en cuanto a eficiencia del coste se refiere, las empresas que realizan formación propia, situándose en el último lugar, como la formación realizada a mayor coste, la que se lleva a cabo a través de grupos de empresas.

(Fuente: FUNDAE)

Solicita más información sobre este apartado en el teléfono 951 080 170 o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo:

© Abire Asesores y Consultores en Formación S.L 2019. Todos los derechos reservados.