contrato de aprendizaje

¿Cómo es el contrato de aprendizaje en 2023?

El contrato de formación en alternancia comprometido con el empleo juvenil

Desde su inicio, la vida es un continuo proceso de aprendizaje en todos los ámbitos.

En el laboral, aunque  muy lejos  de lo que hoy entendemos por relaciones laborales,  ha existido desde muy antiguo la figura del aprendiz. Figura  que se consolidó, y en cierta manera se comenzó a regular, con la conformación de los gremios artesanales en la Edad Media. 

Desde entonces y hasta ahora, con diferentes matices,  la figura del aprendiz ha estado presente en todas etapas de la historia  permitiendo a muchas personas adquirir los conocimientos necesarios para el desempeño de un oficio o de una actividad artesanal;  o ya más avanzado en el tiempo, ejercer una actividad profesional. 

En nuestro país actualmente, el Contrato de Formación en Alternancia  es el que establece el marco en el que se desarrolla la relación laboral entre la empresa que contrata y la persona que «trabaja y aprende» .  Se trata de un contrato que a lo largo de los años y durante sucesivas regulaciones se ha equiparado en derechos y obligaciones a cualquier otro tipo de contrato previsto por la normativa laboral, por lo que el trabajador/a en formación disfruta plenamente de todos los derechos y garantías sociales.

Para más información

Un contrato de carácter social

En España, a causa de la elevada tasa de desempleo juvenil que sufrimos, el Contrato de Formación en Alternancia está enfocado fundamentalmente a facilitar el acceso al mercado laboral de los jóvenes  y también de las  personas con discapacidad, circunstancias estas que le confieren una gran relevancia social. Para facilitar esta importante función social, el legislador ha venido dotando a esta modalidad de contrato de notables beneficios económicos para las empresas que lo utilicen con objeto de incentivar lo máximo posible su uso. De hecho en la actualidad es, sin duda, el contrato más ventajoso para las empresas.

A diferencia de otras iniciativas que abogan por la formación y el empleo de los jóvenes, el Contrato de Formación en Alternancia es una herramienta mucho más eficaz en su propósito de cualificar profesionalmente a las personas, ya que las obligaciones  laborales que el trabajador/a adquiere con la firma del contrato, requieren su implicación real en el proceso productivo, lo que en combinación con la formación teórica que recibe,  fuerzan y potencian  su aprendizaje.

Tal es la importancia de la figura del aprendiz, tanto a nivel social como económico, que en mayor o menor medida podemos encontrar contratos  similares en los países de nuestro entorno.

Se trata por tanto de un modelo de contrato imprescindible para el desarrollo personal y profesional de muchos jóvenes  y  su uso por parte de las empresas revela un verdadero compromiso por el empleo juvenil

Te ayudamos

¿Quieres hacer un contrato de formación en tu empresa?

Puede interesarte:

Abire formación

La inFormación Honesta y de Garantía que necesitas.

info@abire.es
951 080 170

más cerca de ti
© Abire asesores y consultores en formación, s.l. - todos los derechos reservados..
¿Hablamos?
1
Hola👋 ¿Podemos ayudarte?